Vampiros Emocionales

Buenos días chic@s, en este vorágine diaria, conflictos internos, externos, energías que fluyen de forma Positiva o Inversa, en esta jungla donde convivimos, vivimos y nos relacionamos….en este viaje efímero e intenso, en este viaje, nuestro viaje, no estamos solos, ese Aura tan personal, siempre nos acompaña.
Hoy si me permitís, tocaré junto a vosotr@s esa tecla de la Psicología Contemporánea que tanto me apasiona, desgranaré como identificar esos pequeños rasgos propios de los “Vampiros Emocionales”.
Hablemos del “Aura”; Un campo de nuestra propia energía, esa energía que emanamos de forma natural y nos acompaña eternamente, esa energía que nunca muere…se transforma, cambia de color y de intensidad, según sea nuestro estado y circunstancia.
Lo componen 12 colores, uno de ellos es nuestro Color Dominante, nuestro Color Básico, este tono habla de nosotros, de cómo nos encontramos interiormente, emanando al exterior este contraste de color, este “ARCOIRIS-PROPIO Y EXCLUSIVO”.
Rojo, Azul, Violeta, Dorado, Verde, Rosa, Blanco….

Esta energía que desprendemos de forma natural, es de lo que se retroalimentan estos “Vampiros Emocionales”, estos “Ladrones de Energía” que sin saber, captan esa Emanación Vital y desgastan nuestra Energía.

Hay personas que desprenden de forma natural un positivismo contagioso, en tan solo unos segundos de conversación contagían esa fuerza interior positiva y nos alegran el día.
Y tenemos la inversa, esas personas que de forma natural se envuelven en un halo de negatividad, pesimismo y otros apelativos tóxicos, para sí, y para los que los rodean.
Al igual que la positividad, la negativad se contagia de forma rápida, en tan solo unos segundos, puede ser como un virus que se agarra a tu ser  y es difícil de controlar.
De ahí que aquellas personas con este toque Vampírico, suelen tener dañado su sistema inmunológico, provocado por el estrés, el desgaste psicológico y emocional.

Cómo podemos identificarlos?; Pues muy fácil, nosotros mismos somos los mejores“Termómetros Sensitivos”, ya que nuestro cuerpo los detecta al momento, nos sentimos cansados, alicaidos, como si lleváramos cargados a nuestros pies una tonelada de hierro….os aseguro, es una sensación tremendamente desagradable.

Os mencionaré los más comunes.
Los Egocéntricos; “Alabarás todo cuanto haga y diga, alimentado mi Ego ante todas las cosas”. Este sería a grandes rasgos su lema, teniendo especial cuidado no poder cumplir sus aspiraciones, ya que buscarán la forma de desacreditar todo cuanto hagas y seas.

El Agresivo Verbal; “Todo cuanto digo es palabra de Ley, sentencio, juzgo y creo conflicto, porque estoy en poder de la verdad”.
Intentarán con sus actos y palabras, herirte, humillarte e imponer su ley…

El Victimista; “Soy un drama constante, busco que mediante la compasión tu sumisión”
Son verdaderos actores de Tragicomedia, donde siempre intentarán que formes parte de su función… te dejarán K.O.

El Celoso Compulsivo; “Conmigo aquí y ahora”.
Actúan de forma compulsiva, celosa, critican todo y cuanto les rodea. Son lo mejor del “Panorama Mundial”, por eso su Ego y Lengua son infinitos.

El Pasivo/Agresivo; “Simplemente me aburro, busco confrontación, aliados que me sigan, y una víctima fácil”.
Mediante la ironía, dicen pero no dicen, buscan tu desequilibrio emocional, trazando un conducto donde poder “Chupar” tu energía.

Como habréis observado, y seguro que identificado en vuestro entorno alguna característica antes mencionada, he de deciros que aunque su nombre suele impactar, no hablamos de “Chupasangres”, ni personas que se transforman en murcíelagos, para entrar silenciosamente en nuestra habitáción, esto pertenece al género de la ficción.

Son personas inmaduras emocionalmente, carecen de empatía por sus semejantes, interesadas, egoistas, inseguras….
Aunque tengo que recalcalcar, que no necesariamente son Personas Malas, esa inmaduraz emocional y personal, no les permite asimilar su acción, es decir, no saben si realmente están haciendo mal o bien, simplemente lo hacen…

Os transcribo una frase de Albert J. Bernsteins que plasma a la perfección este tipo de personalidad tóxica.
“No son intrínsicamente malos, pero su inmadurez les permite operar sin pensar si sus actos son buenos o malos”.

Cómo protegernos antes estos “Ladrones de Energía”
*Establece límites.
*Marca distancia, aléjate.
*Medita, utiliza esta herramienta para equilibrar tu energía. (en mi caso, utilizo un péndulo).
*Practica ejercicio físico que fortalecerá tu cuerpo y mente.
*Limpia tu estancia de malas vibras, una lámpara de Sal de Himalaya será perfecta.
*Lleva siempre contigo un Onix. (Tengo esta piedra hace tiempo, me la regaló una persona muy importante para mí)


*En mi caso, repito cada noche una oración para fortalecer mi Aura, me lo aconsejó una buena amiga que posee conocimientos en la materia.

Un abrazo y hasta pronto!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s