Aloe: La Planta Bíblica

Buenas tardes chic@s, cómo no dedicar unas líneas a esta maravillosa planta, tan extraordinaria en su composición como en sus beneficios para nuestra salud diaria.

La palabra Aloe proviene del Arabe Alloeh, que significa amargo, y la palabra Vera, del latín Verum, que significa verdadera.

Su nombre hace referencia al sabor amargo de su jugo, y al considerarse como el verdadero Aloe, dentro de otros tipos de aloes.

Imagen 3

Es originaria del Este y Sur de África. Se cultiva principalmente en Estados Unidos, Japón, México y países caribeños.

También llamada “la planta de la inmortalidad” o “planta bíblica”. En la biblia, es nombrada en infinidad de ocasiones, llegándose a mencionar junto con la mirra, plantas que embalsamaron el cuerpo de Jesús.

Imagen 1

El Aloe contiene vitaminas necesarias para nuestro organismo como la A, C, B1, B2, B3, B6, B12 y ácido fólico. Entre los minerales del Aloe encontramos el zinc, cromo, hierro, selenio, calcio, cobre, magnesio, entre otros…

Los aminoácidos son sumamente importanes en nuestro organismo. En el Aloe existen alrededor de 22 aminoácidos, 8 de los cuales, son infalibles para nosotros.

Los ácidos grasos, que encontramos en esta planta, cuenta con 3 esteroles vegetales, que ayudan a disminuir las grasas en la sangre, reducen cualquier tipo de alergia y alivian la digestión.
Posee adaptogénos que ayudan al cuerpo a adaptarse a diferentes cambios vinculados al tema de virus y enfermedades.

Elevan las defensas del cuerpo y ayudan al organismo a hacer frente a situaciones generadas por estados de estrés.

Imagen 2

Limpia el tracto digestivo, ayuda contra el estreñimiento, ya que tiene propiedades calmantes y reguladoras. Ayudando a la flora intestinal a estar en forma, libre de bacterias.

El gel del aloe, ayuda a desintoxicar el colón, ya que hace que se promueva el desecho de las sustancias dañinas o sobrantes del cuerpo a través del tracto intestinal, dando lugar a que los elementos buenos sean absorbidos.

Regula el colesterol, reduce la presión arterial, y mejora la circulación sanguínea.

Cuenta con polisacáridos, que estimulan los macrófagos, conocidos como células blancas, encargados de combartir los virus.

En cosmética es uno de los productos naturales preferidos, por sus innumerables propiedades.

Alivia irritaciones cutáneas, problemas de ezcemas, psoriarias, quemaduras, heridas…

Como veis una verdadera joya, que una vez más, la madre naturaleza pone a nuestro alcance.

Beber Aloe a diario es sumamente beneficioso para el organismo, ya que aporta vitaminas, minerales y minoácidos esenciales, que nos ayudan a promover un estilo de vida saludable.

En el mercado podemos encontrar diferentes variedades de Aloe puro combinado con distintos sabores según los gustos del consumidor.
Imagen 0
Un abrazo y hasta pronto!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s